Menú Cerrar

Autor: DFJ

Actualización Tesis de Inversión en TCM GROUP

El crecimiento y la mejora de márgenes experimentado por TCM Group en estos últimos años contrasta con el buen desempeño del equipo gestor, que hacen pensar que los objetivos marcados a medio plazo se pueden lograr. Cabe señalar que si bien es cierto que la compañía opera en un sector cíclico donde el desarrollo del mercado de la vivienda en Escandinava es el principal factor a seguir, la renovación y/o modernización representa el 80-85% del total de ventas que realiza, lo que limita la dependencia a la nueva construcción. La innovación y el desarrollo de productos ha sido un enfoque estratégico clave que le ha permitido ganar cuota de mercado y el posicionamiento de una de las marcas más importante dentro de TCM Group, Svane Køkkenet. Los planes de expansión previstos por el equipo gestor no suponen un gasto de capital significativo puesto que tienen capacidad de producción disponible y las nuevas tiendas se abren bajo acuerdos de franquicia o distribuidores.

Teniendo en cuenta el flujo de caja esperado para 2019, a los precios actuales, la compañía estaría cotizando a un FCF yield superior al 15%, lo que la convierte en un inversión especialmente atractiva. 

Actualización Tesis Inversión DFS Furniture

DFS opera en un negocio donde la economía de escala es clave y por tanto, existen ciertas barreras de entrada en el mercado de muebles en UK. La estrategia futura se sustenta en tres pilares cuyo objetivo último es lograr eficiencias operativas y seguir creciendo en un mercado en el que todavía existe margen para hacerlo. La incertidumbre en el mercado es evidente y la preocupación por el riesgo del Brexit palpable, pero no hay que olvidar, que son en estos momentos en los que tener una posición de mercado relevante es beneficiosa, como ya sucedió en periodos de cierta ralentización del mercado. 

A los precios actuales existe un upside superior al 100%, lo que puede suponer una rentabilidad anual en los próximos 3 años superior al 15%.

encontrandoValor en Transocean (Parte II)

La industria de la perforación offshore es muy dependiente del precio del petróleo y las decisiones de inversión de las empresas productoras. Es además muy intensiva en capital y con un grado de competencia muy alto lo que implica que no existan ventajas competitivas claras para ningún participante del mercado. Sin embargo, un mayor tamaño y experiencia puede suponer una ligera ventaja sobre competidores más pequeños.

La senda bajista de los precios del petróleo iniciada a finales del 2014, ha provocado una de las peores recesiones, sino la peor, en la industria de la perforación offshore cuyas empresas han visto como la demanda de plataformas y las tarifas diarias se sitúan en mínimos.  Además, la fuerte inversión realizada en la construcción de nuevas plataformas en la parte alta del ciclo ha llevado a una situación de sobrecapacidad generalizada en todo el sector agravando los problemas existentes.

En caso de considerar el sector de la perforación offshore viable en el futuro y ser capaz de identificar las empresas que sobrevivirán, el inversor podrá aprovecharse de una magnífica oportunidad de inversión.  El sector ha reaccionado tratando de preservar la liquidez mediante la reducción de costes, inmovilización de plataformas, retirada de las más antiguas y el retraso en la entrega de las nuevas además de la reestructuración de deuda.

Algunas empresas ya han quebrado y otras tienen serios problemas de liquidez que si no consiguen resolver negociando con sus acreedores supondrán su desaparición. La tesis de inversión central es que el sector offshore es viable en el medio plazo puesto que seguirá siendo necesario para cubrir las futuras necesidades de petróleo mundial. El miedo a precios bajos durante un largo tiempo surgido a raíz de la aparición del shale oil ignora las dinámicas de precios en el sector, el reparto de la cuota de mercado y los costes de producción de las diversas fuentes de producción. De igual forma el efecto a medio plazo de la sustitución del petróleo por la energía eléctrica para el transporte está probablemente siendo sobreestimado.

Transocean es la empresa líder del sector, por experiencia, calidad de la flota y facturación. Dispone del backlog más amplio del mercado tanto en términos absolutos como relativos.

Su posición favorable deriva de la estrategia desarrollada a partir del 2011 que ha consistido en centrarse en los segmentos del mercado de mayor diferenciación e ingresos (ultradeepwater y harsh environments) y desprenderse  de las plataformas donde la competencia  y la presión competitiva es mayor (standard Jackups y Floaters para midwater y deepwater).

Si las expectativas se cumplen, y la mejora actual es sustentada por unos mayores niveles de utilización y un precio de petróleo más o menos estable, considero que Transocean es una apuesta segura para aprovecharse de la recuperación del sector offshore..

Aún con supuestos conservadores, presenta un potencial de revalorización de aproximadamente un 193.30% a tres años y un 460% a cinco años ofreciendo suficiente margen de seguridad para el inversor.

Encontrando Valor en Transocean [ Parte I ]

En esta primera parte del análisis, describiré la empresa Transocean con el objetivo de conocer su historia, clientes, competencia, flota, equipo directivo y riesgos que enfrenta la actividad.

(*) Se ha contado nuevamente con la colaboración de Luis Rodríguez Cruz, a quién le quiero agradecer su tiempo, paciencia y trabajo, esperando que en un futuro publiqué en la web. Será un placer que podamos contar con él (os lo aseguro) como colaborador en exclusiva de encontrandoValor.com

Espero vuestros comentarios.
Daniel Fernández Jiménez

Mercado de Petroleo

En esta y última parte del análisis de la Industria Offshore (que nuevamente se ha contado con la colaboración de Luis Rodriguez) se evaluará la situación del sector, primero del sector petrolífero y una posible evolución futura de los precios del petróleo para posteriormente analizar el estado en que se encuentra la industria de perforación petrolífera offshore y sus perspectivas.

La industria de la perforación offshore es muy dependiente del precio del petróleo y las decisiones de inversión de las empresas productoras. Es además muy intensiva en capital y con un grado de competencia muy alto lo que implica que no existan ventajas competitivas claras para ningún participante del mercado. Sin embargo, un mayor tamaño y experiencia puede suponer una ligera ventaja sobre competidores más pequeños.

La senda bajista de los precios del petróleo iniciada a finales del 2014, ha provocado una de las peores recesiones, sino la peor, en la industria de la perforación offshore cuyas empresas han visto como la demanda de plataformas y las tarifas diarias se sitúan en mínimos.  Además, la fuerte inversión realizada en la construcción de nuevas plataformas en la parte alta del ciclo ha llevado a una situación de sobrecapacidad generalizada en todo el sector agravando los problemas existentes.

En caso de considerar el sector de la perforación offshore viable en el futuro y ser capaz de identificar las empresas que sobrevivirán, el inversor podrá aprovecharse de una magnífica oportunidad de inversión.  El sector ha reaccionado tratando de preservar la liquidez mediante la reducción de costes, inmovilización de plataformas, retirada de las más antiguas y el retraso en la entrega de las nuevas además de la reestructuración de deuda.

Algunas empresas ya han quebrado y otras tienen serios problemas de liquidez que si no consiguen resolver negociando con sus acreedores supondrán su desaparición. La tesis de inversión central es que el sector offshore es viable en el medio plazo puesto que seguirá siendo necesario para cubrir las futuras necesidades de petróleo mundial. El miedo a precios bajos durante un largo tiempo surgido a raíz de la aparición del shale oil ignora las dinámicas de precios en el sector, el reparto de la cuota de mercado y los costes de producción de las diversas fuentes de producción. De igual forma el efecto a medio plazo de la sustitución del petróleo por la energía eléctrica para el transporte está probablemente siendo sobreestimado.

Todos estos factores hacen pensar que las previsiones a corto y medio plazo sobre la futura demanda y oferta de petróleo podrían estar infravaloradas y por tanto la temática imperante en el mercado, equivocada.